Noticias

El compañero judicial Víctor Mendibil despide a Carlos Slepoy

alt_text

Hace más de 20 años que he compartido actividades en La Plata, Bahía Blanca, Buenos Aires en el Foro Social Mundial de Porto Alegre, en Madrid ó Barcelona entre tantas más.

En todas ellas CARLI reafirmaba su convicción de apelar a la justicia universal para juzgar a los genocidas que estaban impunes en sus respectivos países, fue en 1996 en la Audiencia Nacional de España que se abrió el juicio para juzgar los crímenes y genocidio en Argentina ( imperaba la obediencia debida, el punto final y los insultos ) lo siguió la prisión de Scilingo en Madrid, la orden de extradición de más 30 militares argentinos a España luego la detención de Pinochet en Londres y en los últimos años entre otras tantas acciones judiciales, la causa en Buenos Aires para juzgar los crímenes del franquismo en España.

Siempre nos alentó a no abandonar ninguna causa, siempre con alegría y una inmensa modestia pero también con inquebrantable firmeza; hay que juzgar, decía, a los asesinos y genocidas que amparados por los poderes de turno habían logrado impunidad de sus crímenes contra compañeros y compañeras de militancia obrera, partidaria, estudiantil, de la cultura y de los derechos humanos.

Hoy junto a miles de militantes que lo lloramos reforzamos nuestro compromiso de seguir su lucha para vencer la impunidad de los torturadores de ayer y de hoy y así lograr sus condenas. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE QUERIDO CARLI SLEPOY.

Víctor Mendibil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>