Un paso clave hacia la destitución del juez García

alt_text

En el día de hoy se llevó a cabo la audiencia de admisibilidad de la acusación realizada contra el juez de Familia de Olavarría, Claudio García, denunciado por acosar sexualmente y ejercer violencia laboral contra una trabajadora judicial, entre otras irregularidades que surgieron en el marco de la investigación.

Por unanimidad, el Jurado de Enjuiciamiento resolvió declarar admisible la acusación, lo que implica la suspensión en el cargo del magistrado, el embargo de parte de su salario y la decisión de elevar el trámite a juicio oral, donde se resolverá en audiencias públicas sobre su destitución definitiva.

“Para nuestro gremio es un gran triunfo que el Jurado de Enjuiciamiento haya dado hoy un paso fundamental hacia la destitución del juez Claudio García”, expresó Débora Bertone, secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de la AJB.

“La denuncia efectuada por la compañera, el acompañamiento de todo el juzgado y el posicionamiento de nuestra organización sindical contra la violencia de género fueron esenciales para llegar a esta instancia, como así también todo el proceso de transformación que se viene impulsando desde el movimiento feminista por los derechos de las mujeres y las disidencias. Estamos a un paso de producir un antecedente histórico, que demuestra que la denuncia y la lucha es el camino para enfrentar un Poder Judicial machista y patriarcal”, agregó Bertone.

En junio del 2017, luego de casi un año de soportar propuestas no consentidas y padecer maltrato, una trabajadora del Juzgado de Familia de Olavarría – con el acompañamiento de la Asociación Judicial Bonaerense- denunció al Juez Claudio García por violencia laboral y acoso sexual. La denuncia se efectúo ante la Subsecretaría de Control Disciplinario de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, y luego ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios.

Al mismo tiempo, se realizó el pedido formal ante la Suprema Corte Bonaerense para que preventivamente aparte al magistrado de su cargo mientras durase el proceso de enjuiciamiento. Pese a la gravedad de los hechos y la solvencia de la denuncia efectuada, la Suprema Corte decidió no disponer una licencia compulsiva solicitada por el sindicato, sosteniendo en el cargo al violento y trasladando a la denunciante.

La presión ejercida desde nuestro sindicato hizo que el Jurado de Enjuiciamiento, en febrero de 2018, se vea obligado a resolver el apartamiento preventivo del cargo del Juez García, y a que con posterioridad la trabajadora fuera reincorporada a su lugar de trabajo.

Desde la Secretaría de Genero e Igualdad de Oportunidades de la AJB, expresaron que “fue un proceso largo donde se vio al descubierto la violencia que atravesamos las mujeres que trabajamos en el Poder Judicial cuando denunciamos, donde no sólo no existen mecanismos de protección con intervención de equipos interdisciplinarios, sino que se castiga a las compañeras denunciantes con traslados compulsivos y licencias médicas. Al día de la fecha, no contamos con una licencia laboral por violencia de género que resguarde y proteja a las víctimas, a pesar de encontrarse sancionada la ley provincial desde el año 2017 y de que nuestro gremio haya presentado en la Corte un proyecto de reglamentación para el ámbito del Poder Judicial”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>