Noticias

SOLIDARIDAD CON EL GREMIO JUDICIAL MENDOCINO

La FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA expresa su solidaridad con las y los trabajadores judiciales de Mendoza que viven una situación de conflicto gremial a raíz de la conducta repudiable del Gobierno provincial.

Durante todo el año 2020 el aumento salarial para quienes laboran en el Poder judicial fue del CERO por ciento en un contexto de inflación importante y sostenido.

Sólo después de intensas acciones por parte del gremio judicial la administración encabezada por el gobernador Rodolfo Suárez realizó una propuesta salarial para EL AÑO PROXIMO que incluye sumas insuficientes y no remunerativas que, entre otras cosas, desfinancian al sistema previsional y de obra social y que es rechazada por la enorme mayoría de las compañeras y los compañeros.

Sin embargo, sí dispone aumentos para las y los magistrados. Ajusta a las trabajadoras y los trabajadores negándoles una recomposición para el año 2020 pero dispone aumentos para los que más ganan para el mismo período. Algo así como el Hood Robin provincial.

Pero no sólo termina ahí la irresponsabilidad gubernamental ya que intenta burlarse del derecho a la Libertad sindical consagrada en la Constitución nacional operando contra la organización gremial de las y los judiciales en abierta violación de los convenios 151 y 154 de la Organización Internacional del Trabajo de los que la República Argentina es firmante.

En este punto es importante destacar el reciente triunfo de la Asociación Gremial de Empleados y Funcionarios del Poder Judicial de Mendoza, luego de varios años de pelea política y judicial, sobre la pretensión de sectores políticos y seudo gremiales de poner de rodillas al sindicato judicial ante el Estado empleador.

La consecuencia y la coherencia en un marco de UNIDAD de las y los trabajadores fue determinante para lograr esa importante victoria y que se ve reflejada en la actualidad por la actitud digna y valiente no sólo del Sindicato sino del conjunto de las trabajadoras y los trabajadores judiciales.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 5 de enero de 2021.-

                        FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA

Noticias

¡SE VIENE LA MAREA DE BARBIJOS VERDES! 🟩🟢

El jueves 10 de diciembre se vota el proyecto de IVE en Diputadxs y la FJA adhiere a la convocatoria de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, para ello, nos encontraremos en las calles, con todos los cuidados, para #QueSeaLey.

Si no podés salir a la calle porque estás dentro de las personas de riesgo, para que la adhesión sea masiva y no falte nadie, es importante que sea visible en las redes.

¡El jueves 10 en el Congreso y todas las plazas del pais! 💚💚💚

En 2018 #lodebatimos, #lomilitamos. #Lofestejamos y también #losufrimos.

Este año, haremos historia. Con el distanciamiento social necesario encontremonos el jueves 10 en el Congreso y en todas las plazas del pais para ser una marea de barbijos verdes y #QueSeaLey. 💚

Noticias

Apoyo al Aporte Solidario

La FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA expresa su apoyo al proyecto de ley que establece un aporte solidario y por única vez a las grandes fortunas en trámite en el Congreso nacional.

El universo de contribuyentes alcanzado es ínfimo (0,02% de una población de 45 millones de personas) sobre una base imponible que indicaría que muchas y muchos “ricos” no quedarán comprendidos por diversas razones tales como elusión y evasión impositiva, existencia de testaferros, sub-valuación fiscal, fuga de capital, etc.

No obstante lo fundamental es dar este pequeño paso, en el contexto de la grave situación económica-social que atraviesa nuestro país, a pesar de las obscenas presiones en contra por parte de los grupos de poder económico que se expresan a través de sí mismos, de algunos sectores de la oposición parlamentaria y/o de los medios de comunicación hegemónicos.

Argentina forma parte de la región donde se expresa la mayor desigualdad del planeta. Pero este dato objetivo no puede ser la excusa para naturalizar la pobreza cuya existencia expresa una real violación de los derechos humanos de los millones que la padecen.

Por lo tanto es imperiosa la aplicación de medidas que permitan avanzar lo más rápido posible en una justa distribución de la riqueza. En tal sentido deben puntualizarse algunas cuestiones urgentes como ser: definir un haber jubilatorio que respete la dignidad de ese sector de trabajadoras y trabajadores que en su mayoría cobra haberes muy por debajo de la línea de la pobreza; paritarias libres sin techo a fin de evitar la depreciación del salario por el efecto inflacionario; reforma tributaria progresiva fundada en que “quien más tiene más paga”; que la negociación con el FMI exprese los intereses populares y en tal sentido la negativa a aceptar condicionamientos de cualquier tipo que vulneren esos derechos e investigar política y penalmente la deuda contraída con este organismo como asimismo el resto de la deuda externa.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 19 de noviembre de 2020.-
FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA

Noticias

LA DEMOCRACIA NO SE DISCUTE, SE EJERCE

La FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA repudia los dichos del ex Presidente Eduardo Duhalde pronunciados en el programa televisivo “Animales Sueltos” por considerarlos de una gravedad e irresponsabilidad política enormes.

Es el pueblo argentino, la clase trabajadora quienes han sufrido las distintas dictaduras que se sucedieron en nuestro país. Asimismo los que han salido invariablemente a defender a un sistema democrático que no es perfecto y que lejos está de darle respuestas plenas y justas a las legítimas demandas sociales pero convencidos que es a partir de las prácticas democráticas y participativas que iremos construyendo la sociedad que soñamos.

Por tal motivo declaraciones como las del ex presidente sólo pueden ser aceptadas por las clases dominantes, y aquellos sectores políticos y comunicacionales que las representan, que históricamente intentaron imponer políticas anti-populares a costa del sacrificio y el dolor del pueblo.

Reiteramos el compromiso de la FJA con los valores democráticos y la certeza que ante el menor intento de violar el sistema constitucional nos encontraremos las trabajadoras y los trabajadores judiciales junto a nuestro pueblo en las calles defendiendo lo que tanto costó conseguir.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 25 de agosto de 2020.-

                                 FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA

Noticias

Basta de impunidad en el Poder Judicial Bonaerense

La Federación Judicial Argentina y la Asociación Judicial Bonaerense se dirigieron a través de una nota al titular de la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires, Dr. Daniel Soria, a fin de solicitarle que ese Tribunal disponga la inmediata licencia del Dr. Fabián Uriel Fernández Garello quien se desempeña como Fiscal General del Departamento Judicial de Mar del Plata.

La petición se funda en el hecho que el funcionario marplatense se encuentra procesado por la justicia federal de San Martín por la comisión de delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura cívico-militar.

La permanencia de Fernández Garello en su función significa una afrenta política y moral al pueblo de la Provincia de Buenos Aires a la vez que explica, una vez más, el por qué del descrédito de la población a la llamada “justicia”.

Noticias

SOLIDARIDAD CON LAS Y LOS TRABAJADORES DE PRENSA AGREDIDOS

La FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA expresa su solidaridad con las y los
trabajadores de prensa brutalmente agredidos por un grupo minúsculo de
manifestantes reunidos en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires el jueves 9 de julio.

Quienes creen ser los custodios de la libertad atentaron violentamente contra trabajadoras y trabajadores que pretendían hacer uso de su libertad, en particular la de expresión.

Exigimos la investigación judicial y la condigna condena de los responsables de estos hechos.

Sin embargo no será suficiente. Detrás de esos violentos se esconden cobardes que alientan con la mentira estas actitudes delictivas hechas desde el más profundo de los odios hacia el pueblo.

Son los mismos sectores que a lo largo de la historia han expresado su desprecio a los sectores populares, apoyando dictaduras, defendiendo genocidas, exaltando las virtudes de los ajustes eternos sobre la población, ocultando los manejos mafiosos de las clases dominantes.

La respuesta no puede ser la violencia sino la profundización de la democracia en todos los planos y ámbitos en un marco de verdadero respeto a la libertad individual y fundamentalmente colectiva. Ese es nuestro compromiso como trabajadoras y trabajadores judiciales en estos momentos tan difíciles que nos toca transitar Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 10 de julio de 2020.-

FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA

Noticias

HOMENAJE DE LA FJA A LAS VICTIMAS DE LA NOCHE DE LAS CORBATAS

El 6 de julio es el Día del Abogado y de la Abogada Víctima del Terrorismo de Estado.

La fecha fue instituía por la Federación Argentina de Colegios de Abogados el 19 de marzo de 2004 en homenaje a las y los profesionales del derecho que fueron víctimas de la última dictadura cívica y militar.

La fecha conmemora el primer día de varios de julio de 1977 durante los cuales fueron secuestrados abogados en la ciudad de Mar del Plata. Algunos de ellos fueron liberados, entre los que se encuentran el compañero José Verde ex secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense de la ciudad balnearia además de Camilo Ricci, Carlos Bozzi y Marta García de Candeloro, esposa de uno de los desaparecidos. Otros seis fueron asesinados o desaparecidos.

La nómina es: Norberto CENTENO, Salvador Daniel ARESTIN, Raúl Hugo ALAIS, Tomás José FRESNEDA, Jorge CANDELORO y Néstor Enrique GARCIA. Cabe destacar que las esposas de Fresneda  (María de las Mercedes Argañaraz) y de García (María Esther Vázquez) también se encuentran desaparecidas.

No eran simples abogados. Eran laboralistas con un alto compromiso con las y los trabajadores y las causas populares y esa cualidad fue lo que hizo que fueran condenados por la dictadura genocida.

Mirando el presente qué diferencia entre aquellos compañeros con muchas y muchos de las y los abogados de hoy y sobre todo aquellos Colegios de abogados, que impulsan acciones contra los derechos de las y los trabajadores que laboran en los poderes judiciales del país.

Por eso decimos una vez más:

Compañeros Centeno, Arestín, Alais, Fresneda, Candeloro y García: siempre estarán en nuestra memoria, como el resto de los 30.000, dado que son imprescindibles referencias  en la construcción de una sociedad justa y democrática  con poderes judiciales al servicio de las causas populares y no de las clases dominantes.

¡¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 6 de julio de 2020.-

                                      FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA

Noticias

JORNADA NACIONAL DE PROTESTA

La FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA convoca a JORNADA NACIONAL DE PROTESTA para el día 2 de julio de 2020 a fin de exigir:

  1. Reapertura de las negociaciones  paritarias salariales en todos los distritos del país;
  2. Cumplimiento de las pautas salariales ya acordadas y que no están siendo ejecutadas;
  3. Normalización inmediata del pago de salarios en Chubut;
  4. Pago del 1er.SAC/2020 en tiempo y forma y no en cuotas;
  5. Constitución de los Comités de crisis con la participación de los sindicatos judiciales a fin de decidir las medidas que garanticen la salud y la vida de las personas que a diario concurren a tribunales;
  6. Vigencia plena de la Feria invernal;
  7. Regulación paritaria inmediata del trabajo a distancia (teletrabajo) circunscripto al período de la emergencia sanitaria y sólo sobre la base del principio de voluntariedad;
  8. Cese inmediato de la persecución a dirigentes judiciales en Río Negro por parte del STJ a través del armado de causas penales;
  9. La derogación de la acordada del STJ de Chubut por la cual se intenta una privatización encubierta de la oficina de mandamientos y notificaciones;
  10. No a las pretendidas reformas de los regímenes previsionales provinciales intentando asimilarlos al sistema ANSES en perjuicio de los derechos de lxs trabajadorxs (disminución del haber inicial, eliminación de la movilidad jubilatoria, aumento tanto de la edad para acceder a la jubilación como de los años de aportes, entre otros);
  11. No utilización de los fondos de las obras sociales provinciales, que son propiedad de lxs trabajadorxs, para “rescatar” a las empresas privadas de la salud;
  12. Priorizar los derechos del pueblo y no la voracidad de la usura internacional suspendiendo todo pago de la deuda externa e investigando el origen de la misma;
  13. Reforma tributaria progresiva donde los que más tienen más paguen y que incluya, entre otros, gravar a las grandes fortunas y a la actividad del sector financiero.
  14. Asimismo expresar el apoyo a la intervención y eventual expropiación de la firma Vicentín.

La emergencia sanitaria no puede ser la excusa para quitar derechos a lxs trabajadorxs. Por el contrario ha puesto crudamente al descubierto una sociedad injusta víctima de un sistema inhumano como el capitalismo donde las clases dominantes pretenden avanzar aún más en su desaforada pretensión de quedarse con todo destruyendo para tal fin no sólo al planeta sino a la humanidad toda.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 26 de junio de 2020.-

                               FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA

Noticias

“Mujeres, trabajo remoto, conciliación de la vida laboral y la vida privada”

La Federación Judicial Argentina llama al estado de alerta y a la concientización de las y los trabajadores judiciales respecto al trabajo remoto o mal llamado ”teletrabajo”.  Esta denominación se instaló fuertemente a través de los medios de comunicación en los últimos tiempos a raíz del Aislamiento preventivo, social y obligatorio (cuarentena) decretado por el Gobierno nacional debido a la pandemia provocada por el COVID-19. En la práctica significa la modificación de las condiciones de trabajo reguladas en el ámbito laboral.

          El trabajo remoto, que en la coyuntura se presenta mayoritariamente como sinónimo del trabajo realizado a través de internet, es una iniciativa de los sectores patronales que no apunta al bienestar de la trabajadora o el trabajador sino a aumentar los márgenes de ganancia empresaria bajando costos laborales.

          En este punto es muy importante destacar el trabajo de la enorme mayoría de los medios de comunicación que pretenden instalar la idea que este tipo de desempeño laboral resultaría conveniente para lxs trabajadorxs involucrados.

          Como organización sindical debemos salir al cruce de estas campañas mediáticas. Por lo tanto es nuestra obligación desmitificar las supuestas ventajas de esta modalidad laboral y fundamentalmente esclarecer sobre las verdaderas motivaciones que la originan.

           La pandemia le ha servido de excusa perfecta al poder económico para llevar adelante la puesta en marcha del trabajo remoto (teletrabajo, en particular) y en tal sentido está tratando de hacerlo de cualquier manera aunque para ello tenga que violar elementales derechos de lxs trabajadorxs como ser la negociación colectiva.

           Al respecto las autoridades de los poderes judiciales actúan en la misma dirección, no sólo respecto al teletrabajo sino también en lo referente al trabajo presencial, negándose a discutir con los sindicatos las regulaciones necesarias para su vigencia durante la emergencia sanitaria.

           Es aquí cuando decimos que sin negociación colectiva no hay acuerdo posible.

            Particularizando sobre el trabajo remoto es muy importante destacar que estamos hablando no de un simple cambio de modalidad laboral sino que lo hacemos respecto a otro trabajo. Y es así en tanto es otro el lugar físico de trabajo, son otros los recursos materiales para hacerlo, es otro el ambiente laboral y la interacción con el mismo (es el domicilio particular, presencia de otras personas convivientes, otras actividades simultáneas de esas personas, alteración de la vida familiar, no diferenciación entre vida laboral y vida familiar, intromisión del empleador en la vida privada, jornada laboral sin límites, costos laborales a cargo del trabajador/a, entre otras cuestiones).

           Por lo tanto insistimos en la imprescindible negociación que permita arribar  a un acuerdo basado en algunas  condiciones básicas como ser la limitada vigencia del mismo por un motivo extraordinario como es la pandemia, el carácter voluntario de la participación del trabajador/a en dicha modalidad como asimismo el dejar de trabajar en esas condiciones cuando lo desee, el respeto de la jornada laboral, el derecho a la desconexión, el derecho a la privacidad, la cobertura de la ART, el resarcimiento económico por el consumo energético y mantenimiento/reparación de los dispositivos utilizados entre otras.

          Es muy importante agregar que otro de los objetivos buscado por la patronal con esta modalidad laboral es la atomización del colectivo de trabajo y por lo tanto la desaparición de la organización de los trabajadorxs en sus lugares de trabajo pilar insustituible para que unitaria y solidariamente puedan defender sus derechos.

            Desde la Secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades de la Federación Judicial Argentina, entendemos que si ya existe trabajo remoto o se está ante la posibilidad de su implementación en las filiales, el mismo debe ser regulado paritariamente sobre la base de lo dispuesto por el convenio 177 de la OIT de 1996, ratificado por Argentina ( ley 25800).

            En 1996, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó el Convenio núm.177 sobre el trabajo a domicilio. Al hacerlo, llamó a todos los países del mundo a desarrollar políticas que mejoraran las condiciones de lxs ciudadanxs que son trabajadorxs tercerizadxs. Fue un paso muy importante para lograr que la contribución y los derechos de estos trabajadorxs fueran reconocidos.

           El país que suscribe un convenio de la OIT debe hacerlo cumplir circunstancia que se concreta generalmente a través de leyes específicas.

.           Algunos convenios, sin embargo, son tan destacados  que en distintos países forman parte de su texto constitucional como ocurre en la Argentina (art. 75 inc. 22 de la CN).

            La OIT también dicta recomendaciones. No son vinculantes para los gobiernos, pero aconsejan políticas y acciones tendientes a facilitar el cumplimiento de los convenios que fueran suscriptos por un país.

            Las y los trabajadores a domicilio son parte de la fuerza de trabajo más vulnerable del mundo. La mayoría de ellxs son mujeres, y por largo tiempo no fueron reconocidxs como trabajadores.

            El trabajo a domicilio es una modalidad de empleo que resulta de interés para la investigación social y para la formulación de políticas, en tanto se trata de una forma que se inserta predominantemente en un campo de preocupación mayor: el trabajo precario. En la última década, junto con la preocupación por el tema del desempleo, el análisis se ha orientado hacia la caracterización de la persistencia y aún el aumento de formas de inserción laboral de alta vulnerabilidad

            Si bien la preocupación por el trabajo a domicilio se inserta en el campo más amplio de la precariedad y los procesos de precarización del empleo, queda en discusión de si todo el trabajo a domicilio es precario. El análisis de la Secretaría de Género de la FJA  es que con la ampliación de la aplicación de nuevas tecnologías de información y comunicación tiende a aumentar la posibilidad de la expansión de nuevas formas de trabajo a domicilio por ejemplo en el Poder Judicial. Y estas nuevas formas pueden  estar asociadas con precariedad y vulnerabilidad.

            La definición más actualizada del trabajo a domicilio es probablemente la que se incluye en el Convenio núm. 177 de la OIT.

 En el artículo 1 de dicho Convenio, se define como el trabajo que una persona realiza:

  1. en su domicilio o en otros locales que escoja, distintos de los locales de trabajo del empleador;
  2.  a cambio de una remuneración;
  3.  con el fin de elaborar un producto o prestar un servicio conforme a las especificaciones del empleador, independientemente de quién proporcione el equipo, los materiales u otros elementos utilizados para ello, a menos que esa persona tenga el grado de autonomía y de independencia económica necesario para ser considerada como trabajador independiente en virtud de la legislación nacional o de decisiones judiciales;

            Establecer la subordinación del trabajador no es una tarea sencilla. Los límites son siempre borrosos. Varias dimensiones están presentes en la realidad y abonan el debate:

  1. la utilización de maquinaria propia;
  2.  la contratación de fuerza de trabajo auxiliar por parte de quien recibe trabajo;
  3.  el control supervisado de la producción.

            Forma de organización y/o ejecución del trabajo realizado a distancia, en gran parte o principalmente, mediante el uso intensivo de las técnicas informáticas y/o de telecomunicaciones

            El uso de las tecnologías de la información y la comunicación facilita el almacenamiento, tratamiento y acceso, valga la redundancia, a la información. Es posible supervisar y obtener datos en forma continua sobre los diferentes aspectos de las actividades del teletrabajador e incluso respecto a él mismo, posiblemente sin su consentimiento. Ello puede darse por motivos de seguridad, para medir o mejorar la productividad, pero en lo que atañe a la intimidad del teletrabajador al estar más expuesto, éste debería estar más protegido.

            El teletrabajo es una forma de trabajo a distancia, en la cual el/la trabajador/a desempeña su actividad sin  la necesidad de presentarse físicamente en la empresa o lugar de trabajo específico. Se realiza mediante la utilización de las tecnologías de la información y comunicación, y puede ser efectuado en el domicilio del trabajador o en otros lugares o establecimientos ajenos al domicilio del empleador.

                Características del teletrabajo

  • Nueva cultura organizacional: ¿Quien está a cargo de la organización del trabajo?, ¿cómo será la comunicación con el jefe directo?, ¿Exisitirán los equipos de trabajo?, ¿Quién y cómo capacitará sobre las nuevas formas de trabajo? ¿Se respetará la jornada laboral?
  • Trabajo individual voluntario: debe regularse el trabajo como voluntario, dependiendo ello de las características individuales de cada trabajadxr, debido a la conciliación con la vida privada de lxs mismxs,especificando derechos y obligaciones del empleador y de lxs trabajadores.
  • Trabajo por objetivo: No se trata de que se fijen objetivos de productividad dado que los expedientes judiciales no son un número. Refieren a personas, cada expediente tiene una problemática específica y se le debe dar el trabajo y el tiempo necesarios para brindarlel derecho a la justicia.
  • Horarios flexibles: .De ninguna manera debe flexibilizarse el horario laboral debiendo respetarse horario y  jornada laboral legal o menor correspondiente a cada poder judicial.
  • Distancia + ajenidad + TIC: El trabajo se realiza remotamente en un domicilio ajeno al empleador o no, mediante la utilización de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).
  • Lugar de trabajo determinado o no: El trabajo remoto puede tener una locación determinada o no, siempre y cuando exista el consenso de ambas partes.
  • Conectividad: El lugar donde se desarrolle la jornada laboral debe tener la conexión a internet adecuada para cumplir con las tareas asignadas
  • Cobertura de ART: Los trabajadores deben tener cobertura de su jornada laboral semanal, con horarios aproximados y mención de días presenciales.
  • Igualdad de derechos y obligaciones con el trabajador presencial: El teletrabajador goza de los mismos derechos, beneficios y obligaciones de aquellos trabajadores que presten igual tarea en las dependencias judiciales; los mismos estarán sujetos a la legislación vigente y los Convenios Colectivos de Trabajo y/o Acordadas de los TSJ.
  • Respeto a la vida privada: todos los sistemas de control destinados a la protección de los bienes e informaciones de propiedad del teletrabajador deberán salvaguardar la intimidad del trabajador y la privacidad de su domicilio.
  • Reversibilidad acordada: El convenio debe regularse temporalmente, mientras dure la pandemia, y no ser exigible como una nueva forma de trabajo.
  • Herramientas de trabajo provistas por la empresa o el trabajador: Los equipos y herramientas necesarias para cumplir con la labor deben ser provistos por el empleador y el trabajador será responsable por su correcto uso y mantenimiento, como sucede en cualquier puesto de trabajo. En el caso  de la inmediatez de la puesta en funcionamiento de la nueva forma de trabajo, el empleador debe compensar la totalidad de los gastos y/o amortizaciones que genere su uso.

Conciliar el hogar, la crianza, la limpieza y lo laboral

Entre los aspectos que dificultan el teletrabajo, se evidencian:

* tener que compatibilizar el tiempo con las tareas del hogar

* tener que apoyar con las tareas a lxs hijxs al mismo tiempo que trabajar    

El 46% de las mujeres reconocen tener más  carga laboral con teletrabajo: 92% de las mujeres debe cocinar y limpiar mientras teletrabaja

Las mujeres sienten estar trabajando más que en tiempos normales de oficina.

Las mujeres son más afectadas con la sobrecarga laboral a la hora de teletrabajar, eso no quiere decir que para los hombres no se haya vuelto más complicado, pero aún en este siglo, las tareas del hogar continúan recayendo en su mayoría sobre las mujeres, aunque la brecha se haya ido acortando con el tiempo.

            La  jornada hoy en día de las mujeres es más que triple: madre, ama de casa, cuidadora de adulta mayor, docente particular de adolescentes y trabajadora remota “home worker”,  mínimo cuatro jornadas laborales. Nadie contempla la sobrecarga que recae nuevamente en las mujeres.

            Los horarios corridos. La falta de concentración y de organización. El sueño interrumpido. Los vínculos exigidos. El trabajo reinventándose. Todo está moviéndose al ritmo de un monstruo que no se ve.

            La subjetividad no queda afuera y según el momento y las posibilidades actuales, cada persona asume la conciliación entre convivencia y coronavirus o entre las múltiples tareas que le tocan, de distinta manera. No hay que olvidarse tampoco de quienes ni siquiera tienen posibilidad de home office porque no tienen trabajo  o porque trabajan en los márgenes. De todas formas, partiendo de la base que nuestra sociedad es estructuralmente desigual desde el punto de vista de género (no el único, por supuesto), el coronavirus pone en evidencia la necesidad de que los sistemas de cuidados sean revisados, no sólo por esta emergencia, sino para lo que vendrá; para que la vida valga la pena ser vivida, como decía una de las consignas de este día internacional de las mujeres, que ahora parece tan lejano pero sigue vigente todos los días.

            Para muchas el problema no es ver cómo conciliar los cuidados con el trabajo remunerado sin perder la cordura, sino ver cómo van a hacer para comer, para pagar las cuentas si no hay trabajo o las ayudas sociales no alcanzan mientras cuidan de niñas, niños, personas mayores. Y esto sumado a la preocupación de saber que hay una pandemia pero que no tienen todas las herramientas para cuidarse.

La extensión de la Covid-19 profundizó dinámicas desiguales de los cuidados y de los trabajos domésticos no remunerados. Sin redes de contención ni organización con otras instituciones, se sobrecargaron por default las siempre sobrecargadas mujeres. La salida de la cuarentena plantea preguntas de fondo. Urge que los cuidados se impongan en una agenda transversal.

            Sin redes de contención ni distribución con abuelas, jardines, colegios, niñeras o clubes, las mujeres pasan los días más sobrecargadas. Se da por sentado que, salvo excepciones, son las encargadas de repartir su tiempo entre el trabajo remoto, la escolarización “en línea” de lxs hijxs y las tareas domésticas. El confinamiento, sin embargo, obligó a muchos hombres a quedarse en casa y algunos empezaron a reflexionar sobre el valor y la carga de las tareas que recaen, mayormente, sobre ellas.

            Es que en muchos hogares los tiempos de confinamiento obligatorio resultaron la oportunidad de poner sobre la mesa el enorme engranaje que sostiene a una familia. Varones que, por primera vez, le ponen el cuerpo a ese mundo de la reproducción social que puertas adentro hacen posibles sus performances puertas afuera, en el reconocido mundo del trabajo remunerado

            Las mujeres dedican en promedio tres horas diarias más al trabajo no remunerado que sus pares varones, aun cuando se encuentren participando activamente en el mercado laboral

            La mayor tasa de participación de las mujeres es en los quehaceres domésticos . Son especialmente ellas las que se ocupan de la limpieza de la casa, del lavado y arreglo de ropa, preparación y cocción de alimentos, compras; y reparación y mantenimiento de bienes de uso doméstico. En la lista sigue el cuidado de personas, y por último las actividades dedicadas al apoyo escolar y/o de aprendizaje a miembros del hogar.      

            Supone una reconfiguración de cuestiones que los varones no ven porque no les prestan atención, y es un cambio fundamental

            No necesariamente se trata de hacer las mismas tareas que la pareja, sino darles visibilidad y reorganizar el ámbito doméstico y de cuidados desde los consensos, los acuerdos y la responsabilidad mutua.                              

            Urge que cambien las lógicas de un sistema que subordina los procesos de la reproducción individual, familiar y colectiva a la ganancia económica. Urge aprovechar el caos de hoy para encontrar condiciones de posibilidad para otras formas sociales mañana

            Necesitamos el compromiso del Estado, pero también de las empresas y los sindicatos, no dar por sentado que el cuidado simplemente sucede y dejar que cada familia, y en especial las mujeres, lo resuelvan de la manera que puedan. Eso solo profundiza las desigualdades sociales. Así como las feministas reclamamos que los varones deben involucrarse más en las tareas de cuidado y como sociedad debemos dejar de pensar que son tareas femeninas, también necesitamos de nuevas leyes y políticas públicas que habiliten y den forma a otra distribución del cuidado. Cuando la pandemia lo permita, va a ser imprescindible avanzar con el mapeo federal de los cuidados que ya se anunció, y considerar la conformación de un sistema nacional como un asunto prioritario. Si queremos una sociedad más justa en términos socioeconómicos y de género, se vuelve central revisar y reconfigurar quiénes cuidan y cómo lo hacen.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 15 de Mayo de 2020.

Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades.

Federación Judicial Argentina.

Noticias

LOS REYES DESNUDOS

La FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA alerta a lxs trabajadorxs judiciales y a la población en general sobre la actitud irresponsable que podrían adoptar autoridades del sistema judicial argentino tanto nacionales como provinciales eliminando para el ámbito judicial las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio (cuarentena) dispuesto por el Gobierno nacional desde el 20 de marzo próximo pasado en el ámbito judicial.

En este punto hacemos corresponsables de esta conducta antisocial y lesiva de los más elementales derechos humanos a aquellos colegios de abogados que a lo largo y ancho del País impulsan estas medidas utilizando la figura de “servicio esencial” que no corresponde al sistema judicial. De esta manera se convierten consciente o inconscientemente en instrumentos del poder económico dominante que prioriza el sostenimiento de sus ganancias a costa de la salud del conjunto de la población.

Para justificar esto, utilizan la figura de “servicio esencial”. Vale señalar que servicios esenciales, de acuerdo a lo definido por la Organización Internacional de Trabajo, son los servicios sanitarios y hospitalarios, la producción y distribución de agua potable y la energía y el control del tránsito aéreo. Queda claro entonces que no incluye al Poder Judicial.

Sin perjuicio de ello, todos los poderes judiciales del país se encuentran resolviendo aquellas cuestiones urgentes que no admiten demora, aún durante la cuarentena. El resto de los trámites judiciales seguirán con el atraso estructural que tenían antes de la pandemia, como consecuencia de la falta de recursos que padece el sistema judicial desde hace años.

Desde las máximas autoridades nacionales se ha señalado que el pico de la pandemia en Argentina se estaría registrando a mediados de junio. A esa fecha, que es dinámica, debemos llegar reduciendo las mínimas posibilidades de contagio.

Por lo tanto resulta un flagrante contrasentido relajar las condiciones de funcionamiento de los poderes judiciales, poniendo innecesariamente en riesgo la vida de decenas de miles de trabajadorxs judiciales, del público en general y también de lxs abogadxs, que suelen concentrarse en los espacios reducidos de los tribunales, los que además no contarán con las condiciones de seguridad e higiene e insumos suficientes para prevenir la propagación de la enfermedad.

Recordamos que la integridad psicofísica de las personas que trabajan y el derecho al goce de condiciones dignas y equitativas de labor, se hallan garantizados por el art. 14 bis de la Constitución Nacional y múltiples tratados internacionales con jerarquía constitucional.

Asimismo, recordamos que la Ley de Riesgos del Trabajo (LRT) nro. 24.557 dice que la prevención de los riesgos del trabajo es uno de sus principales objetivos, ya que así se logrará reducir la siniestralidad laboral (art. 1.2, inc. ´b). Incluso les exige a los empleadores y a las ART “adoptar las medidas legalmente previstas para prevenir eficazmente los riesgos del trabajo” (art. 4°). Las “medidas legalmente previstas” nos remite al art. 8° de la Ley 19.587, que establece la obligación patronal de “adoptar y poner en práctica las medidas adecuadas de higiene y seguridad para proteger la vida y la integridad de los trabajadores”.

Si no se cumplen con las elementales medidas de protección mencionadas y existe riesgo inminente para la salud y la vida de la persona que trabaja, recordamos que la normativa vigente e incluso las normas del derecho común, reconocen el derecho del trabajador o trabajadora a efectuar retención de tareas, sin menoscabo para su remuneración. Se trata de un derecho consagrado dentro de la relación de empleo público judicial, frente al incumplimiento patronal.

En otro orden de cosas se habla, mucho y desde la profunda ignorancia, del llamado teletrabajo. Pretende ser reducido a la posibilidad de que las y los trabajadores judiciales realicen sus tareas habituales en hogares sin los espacios adecuados, sin límites a la jornada, sin infraestructura tecnológica, alterando la privacidad de la vida familiar y el derecho al descanso.

Además la introducción de estas nuevas modalidades de trabajo, que implican cambios sustanciales en las condiciones laborales, sólo es posible mediante el consentimiento en un ámbito paritario de las organizaciones sindicales representativas de trabajadorxs judiciales. Organizaciones que desde el vamos caracterizamos estas iniciativas como parte de una avanzada patronal destinada a abaratar costos laborales, precarizar condiciones de trabajo y desarticular la organización gremial eliminando colectivos de trabajo y fomentando el individualismo.

La eventual implementación del denominado “teletrabajo”, forma de desempeño laboral que en virtud de lo normado por el art. 14 bis de la CN debe ser materia obligatoria de Negociación Colectiva, debe respetar dicho mandato constitucional como así también expresas y precisas disposiciones contenidas en la Ley de Asociaciones Sindicales 23.551 -a la fecha lamentablemente no aplicadas- con el básico objetivo de tutelar la integridad psicofísica e incluso la vida, de lxs trabajadorxs.

Finalmente instamos a los Superiores Tribunales de Justicia de todo el País a desistir en el intento de avanzar en la virtual eliminación de la cuarentena en tribunales haciéndolos directamente responsables de las consecuencias que tal decisión acarrearía a la vez que reiteramos en todos sus términos la Declaración que esta Federación emitió el día 10 de abril de 2020.-

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 17 de abril de 2020.-

FEDERACION JUDICIAL ARGENTINA